Contratar a un diseñador de interiores no solo nos ayuda a ahorrar dinero: También nos ayudan a ahorrar tiempo y esfuerzo.

Y es que, a diferencia de nosotros, un buen diseñador de interiores sabe dónde buscar recursos y todo lo relacionado con la construcción de nuestro espacio.

El confinamiento ha hecho que prestemos más atención a nuestros hogares y a pensar en cómo podríamos mejorarlos.

Contratar a un diseñador de interiores suele considerarse como un lujo. Pero no es solo para los ricos.

En realidad, es bastante común que los propietarios mas previsores y conscientes de los costos, decidan contratar a diseñadores.

Y la razón es bien sencilla: porque saben que un diseñador de interiores puede ahorrarnos dinero a largo plazo y evitarnos costes sorpresa.

Cuando se diseña para un cliente, se empieza por configurar el estilo a través de una lista de inspiración e ideas de muebles y accesorios.

Al final se obtiene una lista detallada de todo lo que nos recomiendan para una habitación.

De esta manera se recopilan nuestros gustos y los sabios consejos de nuestro diseñador.

Cada pieza se mide, se planifica y se elige cuidadosamente para trabajar de forma conjunta. Por lo tanto, nuestro hogar no acabará siendo víctima de errores costosos.

Un diseñador profesional siempre comienza con el fin en mente.

La planificación de un diseño perfecto requiere horas y horas de búsqueda de los productos mas adecuados; encontrar la combinación perfecta de colores y telas.

Y es que todo el diseño, hasta el más mínimo detalle, se investiga y planifica a fondo.

Los diseñadores de interiores nos ahorran sorpresas e imprevistos, ya que ellos se encargar de verificar los plazos de entrega, las existencias, los precios, las medidas, las opciones de acabado y la durabilidad.

Un buen diseñador de interiores consigue que parezca fácil elegir azulejos, telas y combinaciones de colores. Cuando en realidad no lo es.

El diseño consiste en miles de detalles detrás de escena que toman mucho tiempo.

Los diseñadores tienen acceso a más fuentes de muebles de calidad que cualquiera de nosotros.

Con cuentas comerciales y accesibilidad exclusiva a marcas mayoristas y diseñadores de muebles, productos personalizados a pedido, … como simples mortales solo podemos acceder a ellos a través de un diseñador de interiores.

Los materiales y muebles de calidad resisten el paso del tiempo, reduciendo la necesidad de reemplazarlo después de solo unos años.

Sabemos que no todos tienen el presupuesto para aprovechar los recursos del diseñador, pero cuando lo hace, la calidad bien vale la inversión y le ahorra dinero a largo plazo

Un diseñador de interiores es un experto en trabajar ajustándose a nuestro presupuesto.

Ya que saben valorar a qué piezas vale la pena dedicar más del presupuesto y qué piezas pueden ser menos costosas, si es necesario.

Los diseñadores tienen buen ojo.

Saben cómo y dónde ahorrar y dónde gastar para lograr una apariencia general de alto impacto.

Algunas cosas deberían ser extravagantes y caras. Pero no todo tiene por qué serlo.

Un buen diseñador sabe dónde gastar y dónde recortar, inteligentemente, para ahorrarnos dinero.

Los diseñadores pueden establecer cuentas comerciales con fabricantes y tiendas que les brindan desde un descuento nominal hasta precios reales al por mayor. Y muchas veces estos descuentos los acaban trasladando en parte a sus clientes.

Eso generalmente significa descuentos de al menos 20% en productos de diseño.

Cuando se gasta una gran cantidad en un interior para amueblar nuestro hogar, todo se suma y podemos terminar ahorrando miles de EUROS al final, con el descuento a través de su diseñador.

El objetivo de un diseñador es diseñar espacios tan únicos e individuales como las personas que viven en ellos.

Su principal objetivo es que una casa se un fiel reflejo del estilo de sus clientes.

Y esta personalización cuidadosa de un espacio, con la que se consigue aprovechar lo mejor de la arquitectura, el carácter y el estilo de su hogar, se traduce en un aumento del valor de mercado de nuestro inmueble.

Sin duda, se trata de una inversión segura.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.